Las áreas turísticas cuentan con restaurantes de cocina internacional y platillos estilo americano. La gastronomía hondureña es muy variada, ya que contiene elementos indígenas pre-colombinos, españoles, criollos y, en alguna medida, africanos, como es típico en toda la costa atlántica Centroamericana.